El libro sobre Grindr, la app sobre encuentros gay mas usada de la ultima division

En Grindermania. Del ligue urbano al sexo virtual, Juan Pablo Sutherland logra un fuerte descomposicion sobre la uso de encuentros gay mas utilizada sobre la ultima decada. Una herramienta que democratizo el yire pero tambien redujo la folclore rebelde sobre busqueda sobre sexo anonimo en sitios publicos que desafiaba la logica moral de las enormes urbes.

A esta altura nunca es altisonante afirmar que Juan Pablo Sutherland (1967) seri­a el alusivo cultural y militante contemporaneo por ejemplo de la comunidad LGTBIQ chilena. A su vez, igual que pocos en el decorado intelectual iberoamericano conjuga el activismo gobernante, la exquisitez literaria y no ha transpirado la rigurosidad academica.

Autoproclamado gay asi­ como comunista, desde esas dos identidades, Sutherland supo colocar el tronco en las calles en tiempos que implicaba un peligro de vida: la larga noche de la dictadura pinochetista. Asimismo, acerrimo enemigo de cualquier lo que suene a neoliberalismo, en los ultimos anos de vida tuvo una elocuente participacion en el desarrollo que culmino con la derrota sobre Pinera. Desde 2018 esta se materializo en la faccion Marica: un carnaval sobre travas, tortas asi­ como locas que, con barroca presencia desplazandolo hacia el pelo banderas multicolores ocuparon el espacio publico santiaguino asi­ como se enfrentaron a la furor carabinera reivindicando lo anormal de cuerpos distintos y almas travestis, lo andino desplazandolo hacia el pelo lo punkie.

La misma coherencia sostuvo Sutherland desde una trabajo literaria en la que confluyen diversos generos: el entrenamiento, la ficcion asi­ como la autoficcion y no ha transpirado la cronica. En libros de relatos tales igual que Angeles negros (1994) y Santo roto (1999), en manifiestos iconicos de estas sexualidades disidente como patria Marica: Practicas culturales desplazandolo hacia el pelo critica activista (2009) o en ejercicios sobre confesiones como Papelucho gay en dictadura (2019), Sutherland nunca ha cesado de celebrar la pansexualidad, el erotismo proletario, yonqui desplazandolo hacia el pelo marginal asi­ como la necesidad sobre iniciar una guerra intersectorial – que aune las luchas de clase, genero e identidad andina- como la unica alternativa de redencion social y sexual.

Rondalla nocturna

Con la publicacion de Grindermanias. De el ligue urbano al sexo virtual (Alquimia), Sutherland se consagra como el cronista del erotismo marica de nuestro tiempo al investigar la empleo sobre citas que nacida el 25 de marzo de 2009 parece existir transformado definitivamente desplazandolo hacia el pelo a grado global las practicas sexuales de la comunidad LGTBIQ.

Para ello y no ha transpirado igual que es frecuente en su literatura, Sutherland pone el tronco, es decir, narra en primera cristiano asi­ como se desnuda literalmente semejante igual que puede acaecer en el escenario virtual sobre su objetivo de estudio. Su texto se presenta igual que “una bitacora critico-marica” que analiza la red geosocial contemporanea paradigmatica partiendo sobre sus propias experiencias sobre sexo quimico junto a un amante con quien busca trios sexuales en Grindr desde sendos departamentos de el barrio sobre Bella mirada. En esas descripciones sobre noches interminables plenas de concupiscencia salvaje y no ha transpirado cocaina, sobre canje sobre fotos intimas (algunas de las cuales ilustran pedagogicamente el texto), transcripcion y capturas sobre pantalla de chats que parecen salidos de una antigua revista porno, revelacion sobre morbos desplazandolo hacia el pelo fetichismos sexuales, homoficciones, compulsivas busquedas sobre miembros mayusculos, Grindermanias… logra un sincero desplazandolo hacia el pelo fuerte retrato sobre periodo. Asimismo, Algunos de los meritos de el texto es obtener atractivo literaria en la vulgaridad de ciertos pasajes de sordida existencia marica.

El comercio de la pulpa

Caracterizado por el autor igual que “mercado sobre cuerpos”, “vitrina de carnes” hechas a la mesura a partir de la estrategia de el fotoshop, Grindr supuso una “hiperbole espacial” que “virtualizo el primitivo cruising, que conocimos la mayoria sobre las gays, maricas desplazandolo hacia el pelo locas alrededor de el mundo metropolitano durante gigantesco pieza del siglo XX y las primeros anos del XXI”. Y no ha transpirado a la oportunidad, por primera ocasii?n en la biografia puso al sexo an una pantalla sobre recorrido y al talento de la mano con un simple deslizamiento sobre dedos acerca de el Smartphone, privatizo en la red el anhelo colectivo y neutralizo la visibilidad callejera y no ha transpirado el deambular sexual de las locas.

El texto analiza las maneras en que, por un bando, Grindr funciono como un rayo exterminador que culmino – o redujo a nivel espectral- con la historica practica rebelde de yire marica en busca de sexo secreto en sitios publicos que desafiaba la logica panoptica y no ha transpirado moral de estas mayusculos sitio de citas gorditas urbes. “De la avenida pasamos a la cabina de la red (ciber) desplazandolo hacia el pelo seguidamente al dormitorio de tu morada o departamento”. Por otra parte, paradojalmente, al mismo tiempo materializo la utopia sobre la vision gay y la distopia de la vigilancia policiaca a partir sobre su peculiaridad mas especifico: la geolocalizacion, la localizacion sobre todxs los usuarios en un radio que el consumidor puede precisar.

Del album familiar a la selfie

Apelando a la autobiografia, a la sabiduria y no ha transpirado a la clave historica, Grindermanias… alcanza reflexiones profundas con interesantes ramificaciones. Mismamente, en un apartado, una biografia de la fotografia a vuelo sobre pajaro, le proporcionan pie al autor para considerar acerca de las connotaciones simbolicas de el pasaje del clasico cuaderno familiar a la selfie como archivo digital actual. Es decir, la selfie, formato impensable en otros siglos, parece dar con su correlato en el Zeitgeist presente: el triunfo de el individualismo, la idea del ligado neoliberal que se genera a si mismo, que reniega de el apego -la exploracion del amor no parece encontrar espacio en Grindr- y se halla existencialmente cada ocasii?n mas solo.

No desprovisto de humor, en el capitulo VII, el autor describe el menu sobre chicos que ofrece la uso y que asemeja la novedosa maneras sobre autoclasificacion sobre las sujetos que hubiera espantado a Foucault: el musculoso desplazandolo hacia el pelo especular que busca como objeto de deseo a su misma tribu de gimnasio; el guarro y no ha transpirado adepto al sexo; el antinormativx; el homonormativo que desprecia los afeminamientos; el 100 por ciento activo o pasivo, dentro de diferentes clases sobre homoficcion.

Regresar al sauna

Algunas de estas superiores paginas son las que contraponen novedosas y viejas practicas eroticas: “Recorro el 282, sauna alegorico de la seccii?n gay sobre Santiago, y contemplo algo asi como Pompeya congelada sin las habitantes… Merodeo por el primer piso y pienso en la cantidad de publico que conoci aca cuando terminaba la juerga intensa en las discotecas o fiestas privadas sobre Bella Vista… El segundo casa de el sauna continua vacio, la habitacion en donde viviamos las orgias se ve mas grande, apenas reconozco el lugar…”. Pero Sutherland nunca cae en idealizaciones del anterior ni en la sencillo tentacion de la nostalgia. De el, callejeo desplazandolo hacia el pelo Grindr poseen potencialidades conservadoras asi­ como subversivas. Igual como afirma “las rutas de el deseo son fragmentos sobre las biografias urbanas” y no ha transpirado tan solo le sirven para redactar un verdadero manual de el erotismo gay, un texto sobre leyenda sobre la colectividad, un deporte de memoria colectiva en el que muchxs se sentiran identificados desplazandolo hacia el pelo la autobiografia sobre su vida sorprendente.

En caso de que llegaste inclusive aca.

Seri­a por motivo de que te interesa la referencia rigurosa, por motivo de que valoras tener otra inspeccion mas alla de el bombardeo comun de la genial mayoria de las medios. Pagina/12 goza de un aprieto sobre mas de 30 anos de vida con la novia y tiene vos para renovarlo cada fecha. Defende la una diferente mirada.

Leave a Reply

Your email address will not be published.